Las personas carismáticas son aquellas que cautivan a la gente de su alrededor y que con su sola presencia, se convierten en el centro de atención de casi cualquier situación. Aprender cómo ser más carismática es un plus que toda emprendedora debe incorporar a su negocio.

Nuestra presencia, facilidad de palabra o tipo de personalidad, influyen en la manera en la forma que somos vistas por los demás y por lo tanto, afectan a nuestros objetivos y metas.

Algunas personas somos percibidas como más carismáticas y otras como menos influyentes y más tímidas. Es algo totalmente normal. ¿Pero, es posible moldear nuestra personalidad para hacerla más carismática y generar mayor atracción entre nuestro público?

Es una gran pregunta. Y sé que muchas creativas auto-denominadas “tímidas” se la hacen constantemente.

Porque una cosa está clara en este feroz mundo de venta online. Quién sea capaz de atraer y enganchar con sus comunicados, tiene mayor ventaja a la hora de vender.

Este no es un post para hablar de ventas. Pero si te identificas con la necesidad de mejorar tu habilidad social, entonces te interesa lo que voy a contarte sobre el carisma.

La realidad es que vivimos en un mundo diseñado para extrovertidos. La sociedad recompensa a las personas directas y sin miedo.

Hoy en día, la capacidad de saber expresar una idea se valora mucho más que la propia idea en sí. Y si lo que quieres es vender, más te vale aprender a transmitir tu carisma en todo lo que haces y comunicas.

Características de las personas carismáticas.

Características de las personas carismáticas

Las personas carismáticas son capaces de despertar nuestra atención, admiración y que nos sintamos identificadas con ellas. Tienen un magnetismo único que atrae a los demás y una seguridad en ellas mismas que cautiva.

A todas nos encanta rodearnos de personas así. Pasaríamos horas hablando con ellas o simplemente disfrutando de su compañía.

Son personas que llegan a cualquier reunión social y se convierten en el centro de atención. Pero no por sus excesos, sino por el mero hecho de estar ahí. Entonces, ¿Qué les hace tan especiales?

Estas son algunas de las cualidades que destacan en una persona con gran carisma:

1.- Mente Abierta:

Por norma general no rechazan las ideas de otros y no tienen miedo a que cuestionen sus propias creencias. Son personas que tratan de ser objetivas y tolerantes.

2.- Buena Comunicación Emocional:

En realidad, el verdadero carisma radica en el hecho de ser más un emisor de emociones que un receptor. Las personas carismáticas expresan sus emociones, sentimientos y opiniones sin tapujos pero sabiendo cómo hacerlo.

3.- Credibilidad y Humildad:

No solo transmiten y expresan las emociones de manera clara, sino que también lo hacen de un modo convincente y sincero a través de la expresión facial, la voz, los gestos y, en suma el cuerpo entero.

También son personas humildes y modestas, y por eso se ganan rápido la confianza de la gente.

4.- Persuasión y Empatía:

La persuasión es algo en lo que destacan las personas carismáticas. Usan sus argumentos con inteligencia y de esta manera influyen en la actitud de otras personas. No obligan a cambiar de modo de pensar a las otras personas, sino que emplean el arte de la persuasión.

También saben ponerse en la piel de los demás y por eso, son buenos comunicadores pues hacen sentir a gusto a las demás personas.

5.- Confianza y Autoestima:

Es imposible enganchar a los demás si no se cree en sí mismo. La confianza es una cualidad que permite que las personas superen los obstáculos que se presentan en el día a día.

Las personas con la auto-confianza alta se empoderan frente a la vida, y son capaces de influir en los demás porque muestran una personalidad fuerte. No tienen miedo a mostrarse tal y como son.

6.- Respeto y Asertividad:

Son respetuosas con los demás y son diplomáticas cuando no están de acuerdo con alguna idea de otra persona. Entienden que las personas tenemos formas de pensar y actuar distintas.

Y como aceptan las opiniones de los demás y son respetuosas, también son asertivas. Es por eso, que expresan su opinión y defienden su punto de vista, mientras respetan los derechos de los demás.

Beneficios de ser una persona carismática.

Está claro que aprender a desarrollar la habilidad social de comunicar nuestro carisma, nos beneficia en muchas cosas; mejores relaciones sociales, por ejemplo.

Pero también es importante entender que a nivel de negocio, una persona que sabe atraer y enganchar a su público, vende mucho más y más fácil, a diferencia de aquellas personas que sólo cuentan sus ofertas y promociones.

Vender es mucho más que poner un producto en tu tienda online o publicar fotos bonitas en Instagram. Vender es un proceso que repite siempre los mismos pasos.

¡Se comunica, se conecta y se vende! Y para comunicar bien, nada mejor que usar tu carisma para atraer la atención hacía tu marca. Sencillo ¿No?

¿Cómo ser más carismática y comunicar mejor?

Ser más carismática es una habilidad fácil de potenciar

Transmitir tu carisma consta de saber trabajar 3 cualidades básicas. Y aunque no lo creas, ser carismática no es un “don con el que se nace”, créeme que no!!

Es una habilidad y como tal se puede aprender y potenciar. Y para ello te voy a contar cómo hacerlo rápidamente.

1.- Confianza:

Confianza es conocerse a una misma, aceptarse y actuar guiada por nuestros valores a pesar de nuestros miedos. Las personas que se sienten seguras de sí mismas, conocen sus puntos fuertes y disfrutan del contacto social.

Lo primero que tienes que hacer es asegurarte de que los demás sepan que pueden contar contigo. Cuando hables con ellos, mantén un contacto directo con sus ojos la mayoría del tiempo. Aunque hacerlo todo el rato no es recomendable, porque puede resultar un poco intimidante e incómodo.

Saber controlar los gestos de tu cuerpo también te ayudará a comunicar esa confianza. Tus movimientos han de ser armónicos, sin dar muestras de nerviosismo o preocupación.

2.- Control de la Comunicación:

Para transmitir correctamente tu mensaje, debes ser capaz de comunicar quién eres y qué puedes ofrecer de forma asertiva. Saber expresarte de forma eficaz es necesario para crear conversaciones fluidas y naturales.

Es básico demostrar que eres una persona preparada y que tienes un vocabulario rico y variado. Para ello, emplea un lenguaje común, fácilmente entendible y accesible por todos, pero dando tintes de conocimiento. Ten cuidado con introducir palabras muy complicadas, rimbombantes o técnicas que te puedan hacer pecar de prepotente.

Además es conveniente no criticar. Es mejor que tires de creatividad para aportar otra visión. Mostrarte amable es básico para que se respeten tus palabras y la audiencia ponga atención a lo que dices. Es recomendable que hables de un “nosotros” no de un “yo”, porque así los demás sentirán que los incluyes en lo que ofreces.

3.- Conexión:

Gracias a la conexión podrás generar empatía emocional con los demás y fortalecer tus vínculos sociales para convertirlos en relaciones a largo plazo.

Para ser carismática tienes que ser cercana y genuina en todo lo que cuentas. Tienes que desarrollar tu empatía y conseguir que los demás conecten contigo a través de la escucha activa y las preguntas poderosas.

Pierde el miedo a abrirte y establece lazos emocionales que te permitirán crear relaciones más profundas. Aprende a identificar emociones ocultas y empatiza mediante tu comunicación no verbal.

Ser más carismática es un proceso de auto-conocimiento.

Muchas gracias por seguir una semana más leyendo lo que tengo que contar sobre el apasionante mucho de las ventas y la comunicación comercial.

“Las personas siempre preferirán comprar a quienes les caigan bien y les hagan confiar“. – Anónimo.

¿Qué es lo más te cuesta a la hora de comunicar tu carisma? Déjame tus comentarios y te responderé.