Uno de los temas que más preocupa en el mundo artesanal, es el cómo calcular el precio de venta de un producto handmade. Es abrir Google y ver como mil post hablando del tema.

Sin embargo, me sigue sorprendiendo lo mal que lo seguimos haciendo, quienes nos dedicamos a vender productos hechos a mano, (aquí mete todo lo que imagines, desde manualidades, hasta muebles restaurados a mano).

En muchos casos esto es motivado por el hecho de que tu negocio, (como el de otras muchas artesanas), empezó siendo un hobby y como tal, has tenido una visión muy poco comercial de tu trabajo.

El pensar que el que te resulte fácil hacer la pieza o que te diviertes mientras las haces, no es motivo para cobrar apropiadamente por tu trabajo, es la forma más sencilla, de que nunca llegues a vivir de tu pasión.

Es por eso, que quiero que interiorices algo importante. ¡Si de verdad quieres ganarte la vida con tu propio negocio, es hora de que empieces a cambiar algunas formas de pensar!

Una cosa es que, hagas una pieza y se la regales a un familiar por puro cariño y otra cosa, es ver tu pieza como fruto de un trabajo profesional y por tanto, cobrar un precio coherente por su venta.

Porqué el no saber calcular el precio de venta de tus productos, es el inicio de tu fracaso.

no saber calcular el precio de venta

Hace poco conocí a una chica que se dedica a crear lienzos pintados a mano. Me contó como empezó a tener ventas gracias al boca a boca. ¡El sueño de toda artesana!

Pero lo que le generaba frustración, era que no entendía donde estaba su error. Dedicaba cerca de 10 horas al día, a fabricar piezas para la venta, y al final del mes, sentía que las cuentas no le cuadraban.

¡Se sentía como un hamster en un rueda!

Vendía sus productos, compraba material con el dinero que ganaba y volvía a fabricar para vender, así todo el mes y al final, no le quedaba dinero extra para pagar el resto de sus necesidades.

¡Adiós al sueño de querer vivir de su proyecto! Lo veía inviable.

Tener una pasión no es suficiente si no puedes pagar las cuentas en el banco.

Pero la historia no acaba aquí.

Empezamos a trabajar juntas, con la meta de corregir varios de los errores que estaba cometiendo. Comenzamos por mejorar su estrategia comercial, enfocándonos en redefinir su visión comercial acerca de sus productos.

Trabajamos en crear la fórmula correcta para calcular el precio de venta que debían tener sus productos. Era la única forma que su negocio fuera realmente rentable.

Resultado: Tras el análisis que hicimos junta, se dio cuenta que tenía que subir sus precios de ventas. ¡Estaba regalando su trabajo!

Luego del cambio (no sólo trabajamos este aspecto, tuvimos que cambiar algunas otras cosas de su estrategia), tuvo menos ventas. Normal. Si su público estaba acostumbrado a un precio bajo, mucha gente no quiso comprar sus creaciones al principio.

Pero lo sorprendente es que, se dio cuenta que con menos ventas, al final de mes si tenía ganancias.

Aprendió a optimizar su producción. Al tener menos ventas, podía trabajar menos horas al día, pero al tener precios más altos, las ganancias eran de verdad reales.

¿Quieres aprender a poner el precio correcto a tus productos?

Si has llegado hasta aquí, estoy casi segura que tu respuesta es si. Pero también sé que, muchas veces no se hace algo, por no saber por dónde empezar.

Es por eso, que quiero hacerte un regalo!! He preparado para ti el mismo excel que uso para ponerle precio a mis productos de mi tienda online.

Y no conforme con esto, quiero darte de regalo también un vídeo, donde te cuento paso a paso cómo usar las distintas fórmulas del excel, para aprender cómo calcular el precio de venta justo para tus piezas.

Sé lo mal que se pasa cuando un proyecto tiene que ser abandonado por falta de rentabilidad.

¿Tu política de precios es la correcta? ¿Estás siendo realmente una emprendedora rentable? ¿O sólo ganas dinero para comprar materiales?