Visibilidad, ventas, clientes que no regatean, buenos margenes de beneficios, etc. Estoy segura, estos son los deseos de prácticamente todas las mujeres, que conforman la comunidad de emprendedoras actual en España y el resto del mundo.

Pero (nunca falta un pero…) de deseos y sueños no se vive y mucho menos se hace rentable un proyecto. A veces, los sueños se vuelven pesadillas y mucha gente termina abandonando por el camino.

• ¿Comunidad online para crecer o para que te vendan?

Comunidad online para crecer o para que te vendan

Quizás una de la cosas que veo con peores ojos, es como, el «eco-sistema» online ha fomentado (y sigue haciéndolo, porque de ello dependen sus ventas), que emprender es algo que se puede conseguir fácil y rápido.

Vale, que sea rápido o lento, es un punto que puedo discutir.

Al final ya sabes como va el mundo hoy en día. Si se tiene dinero, te garantizo que se puede emprender (y triunfar) muy rápido. En cambio, si empezamos una marca con recursos modestos, es lógico que se tarde más.

Este punto no me preocupa. El tiempo es relativo. Lo que para mi es ver resultados rápido, no puede serlo para otra persona.

Lo que si me fastidia, (y bastante) es el concepto de «emprender fácil».

Allí es donde nos han vendido la moto, y lastimosamente, donde han jugado con nuestros miedos y necesidades. (En mi ebook de Cliente Ideal, te cuento más).

El fin de esto, es hacernos sentir la necesidad de acceder a esas maravillosas fórmulas mágicas, que otros usan para triunfar.

Sin embargo, lo que poca gente suele reconocer, es que ellos necesitan despertar esos sentimientos, para poder vendernos sus cursos, mentorías, trainings, retos y mil cosas más.

Ojo. Con este post no quiero atacar a nadie. Cada quien es libre de vender lo que quiera, y usar la estrategia que quiera.

Que eso sea ético o no, ya es otra historia.

A lo que voy, es que al final, terminamos (y hablo en plural porque yo también me incluyo), agotadas, mareadas de tanta información, atraídas por tantos objetos brillantes que nos prometen un futuro maravilloso, que no sabemos para donde tirar.

En medio de este mar de indecisión, nos apuntamos a cuanto reto gratis sale, nos tragamos todos los stories, live y webinar habidos y por haber. El tiempo pasa y nuestro negocio sigue sin ingresar el dinero que tanto necesitamos.

Nos frustramos al ver como esas «famosas fórmulas» le sirven a todo el mundo, menos a nosotras. Y terminamos pensando que quizás no valemos para esto. Que nos viene grande el traje de mujer emprendedora.

Y el sueño se termina convirtiendo en pesadilla.

• Una comunidad de emprendedoras puede ayudarte.

Una comunidad de emprendedoras puede ayudarte

Se necesita un hombro donde llorar. ¡Vamos si se necesita, te lo digo yo! En mis inicios yo viví todo lo que he descrito arriba. Pero un día algo cambió.

Dije, basta de objetos brillantes. (Mis ánimos y mis ahorros ya no daban para más tonterías).

Decidí alejarme de todo ese ruido y comencé a relacionarme de verdad con las personas. A escucharlas activamente. (Ayy esa maravillosa escucha activa. A veces vale más que todo el ruido digital del mundo).

En ese momento asumí mi papel como guía y asesora técnica, y comencé a darle a las personas, lo que la propia gente me pedía.

Claro, llegada a este punto, estarás pensando:

«Vale Ari, esto lo cuentas muy bonito y tal, pero tú vendes servicios y claro, es sencillo darnos a las emprendedoras lo que necesitamos, para que te compremos tus formaciones.

 

Yo vendo láminas pintadas a mano y la gente no quiere asesoría de cómo comprar una lámina»

Va, tienes razón!! Por eso, vamos a ponernos en tus zapatos y ver la situación desde tu perspectiva.

• El verdadero objetivo de una comunidad emprendedora.

Hoy en día, veo con estupor como salen comunidades para mujeres hasta debajo de las setas.

Y todas (ojito, incluida la mía, transparencia ante todo), tienen como fin, reunir a un grupo de personas con los mismos intereses, para luego aprovechar la confianza generada en esa comunidad y venderles algo (por lo general, un servicio o un curso online).

Ese es el objetivo para la persona que lidera esa comunidad. Yo misma he creado una comunidad en Facebook (Estrategias de Ventas para Emprendedoras Handmade) que me ayuda a ofrecer mi trabajo.

Lo importante es que se aporte desde el positivismo, y no se venda machacando a la gente, ni haciéndolos sentir miedo al fracaso.

Pero… ¿Te has parado a pensar que tú como usuaria de esas comunidades, tienes en tus manos una maravillosa oportunidad para conseguir lo que tanto sueñas?

 

Cuando me refiero a nutrirte de una comunidad de emprendedoras, me refiero a aprender a usarla de forma estratégica para crecer cómo marca.

• ¿Cómo usar una comunidad en torno a tu marca?

Así como vivo «machacando» a la gente que me sigue (desde el punto de vista de incentivarlas a mover el culo), que hay que aprender a ser una vendedora activa y no sentarse a esperar que las ventas lleguen.

De la misma manera, con este post, quiero hacerte ver la importancia de que aprendas a ser activa dentro de tus comunidades y realices acciones que te aporten crecimiento real.

Estar en una comunidad de mujeres emprendedoras, no es sentarse a consumir pasivamente, los contenidos que se te ofrecen.

Eso es volver a llenarte de información, y en muchos casos, dejarte encandilar por nuevos objetos brillantes.

Es importante que aprendas a reconocer el punto en el que se encuentra tu proyecto y a partir de allí, a tomar las decisiones acerca de cuáles formaciones debes hacer para aprender y dar el siguiente paso.

No se trata de apuntarte a todo lo que se te ofrezca en esa comunidad.

Esto si lo piensas con cuidado, puede parecer una espada en mi garganta, porque te estoy diciendo que te olvides de la idea de acceder a mis servicios.

Si lo sé, soy tonta (o quizás no jaja), pero me gusta es ser transparente y digo las cosas tal y como las siento.

Ahora bien, teniendo claro que ya NO serás pasiva dentro de tus comunidades, toca plantearse qué cosas hacer, para que esa comunidad te ayude de verdad a cumplir con tus objetivos comerciales.

• 3 acciones para sacarle jugo a las comunidades de mujeres emprendedoras.

sacarle jugo a las comunidades de mujeres emprendedoras

1.- Exponte:

Lo que no se conoce, no se desea. Tienes que aprender a salir del cascarón de la pasividad y hacer que la gente te conozca. Tienes que hacer que la gente se interese en ti y en tu marca.

El comenzar a ser activa, te abrirá las puertas del networking. Conocerás gente que quizás ahora no te interese para tus objetivos, pero que en el futuro se pueden convertir en aliadas importantes para tus planes.

¡Conocer gente es maravilloso. Así que, sal y haz que la gente te conozca!

Pero ojo (digo mucho «ojo» en este post ¿no? jaja). No se trata de ir por la vida hablando solo de ti, en plan «yoismo» total. Recuerda que la gente da lo que recibe. Y si tu idea de networking es hablar de ti todo el tiempo, terminarás hablando sola.

Interésate primero por los demás, para que los demás se interesen por ti.

2.- Toma la iniciativa:

Es importante que entiendas el valor de ser activa en todos los aspectos de tu negocio. No esperes a que otras personas planteen ideas. Atrévete a ser la primera en proponer cosas.

Ideas tan sencillas como plantear una comida con la gente de tu alrededor, es más que suficiente para empezar a hacer verdadero networking.

Y lo mismo, no se trata de crear iniciativas que te beneficien solo a ti. Piensa en ideas interesantes para todas, e incluso que a priori no te aporten nada.

De las ideas más desinteresadas, suelen surgir los mejores resultados.

3.- Haz tu trabajo de investigación:

Casi siempre cuando le pregunto a mis clientas, cuál es su competencia, lo suelen tener bastante claro. Pero cuando les pregunto, cuáles son las marcas de su nicho para colaborar, casi siempre se quedan en blanco.

Si algo tenemos las mujeres (y mira que seguro me gano alguna enemiga con este comentario), es que solemos ser bastante competitivas y envidiosas en el fondo. No queremos hablar con otras personas, si pensamos que pueden ser competencia nuestra.

Cuando me refiero a conocer tu nicho, no hablo de que sean marcas que hagan lo mismo que tú. Eso es competencia. (A veces la competencia pueden ser muy interesante, pero ya lo hablaremos otro día).

Por ejemplo. Si tu negocio es la venta de chupeteros infantiles, tu nicho es todo el mundo infantil. Así que busca marcas que vendan ropa infantil, juguetes alternativos, cuidado corporal, etc, y plantea alianzas.

Tómate el tiempo de analizar quienes están dentro de tu comunidad y comienza a entablar relaciones de amistad con esa gente.

 

No se proponen alianzas a personas que no tienen ninguna relación contigo.

• ¡Comenzar a ser activa en tu comunidad te hará crecer!

Y con esto me despido. Espero se entienda el mensaje de este post. Está claro que las comunidades se han creado con un objetivo de ofrecerte contenidos de valor.

Aprovéchalos. Ya sean gratis o de pago, tienes a tu alcance seguir formándote para crecer.

Pero si además de eso, empiezas a ser activa en tu comunidad y la usas con estrategia, estarás creando el caldo de cultivo perfecto para que tu marca, vaya un poco más rápido y el sueño siga siendo bonito.

¿Quieres comentarme alguna inquietud sobre la comunidad de emprendedoras donde estás? Tienes los comentarios abajo.

1
¡Hola! Si quieres consultarme algo, podemos hablar por WhatsApp.
Powered by